Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



viernes, 28 de noviembre de 2008

"La historia de Benigno" IV

 
 
Morir a deshora:
 
¡Ojo con la hora de morir!
Morir fuera del horario laboral del médico de cabecera, sobre todo en fin de semana, es muy inconveniente.

  • Puede que el médico de urgencias no lo vea claro, o tenga “por norma” no certificar.

  • Puede que tengan que venir el juez y el forense.

  • Puede que la Guardia Civil precinte y custodie la casa.

  • Puede que una familia sufra el horror de no tener un médico “conocido” que certifique la muerte y evite todo el horror previo descrito, que se suma al dolor de la muerte del ser querido.

  • Puede que quepa el descrédito de una familia que dio todo en vida por el paciente terminal.

  • Puede que haya quien, en el pueblo y/o vecindad, piense que “vaya usted a saber, si ha tenido que venir el forense…”.