Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



viernes, 7 de noviembre de 2008

...Y en la Agonía


Cuando el desenlace está próximo, nuetro objetivo será contribuir a una muerte digna, es decir, sin dolor, rodeado de sus seres queridos y sin exceso de intervencionismo exterior.


Cómo identificar la agonía?

"Agonía es aquel estado que precede a la muerte en aquellas situaciones en que la vida se extingue gradualmente" .

En ocasiones su identificación se retrasa incluso hasta momentos antes de la muerte.

La agonía no se improvisa, hay que prepararla. Hemos de informar y planificar.

Recordar que son momentos muy duros para la familia y hay que tratar con mimo a los cuidadores ya que llevan sobre si muchas tensiones acumuladas.

Aclarar temores y dudas.

Proporcionar, ante todo, confort al paciente, hemos de recordar que es un enfermo, no una enfermedad.

Es necesario dar instrucciones básicas y prevenir y explicar las situaciones y síntomas que pueden ocurrir durante los últimos momentos (días, horas,..), así como los posibles desajustes en la evolución y el manejo de los mismos.

Intentar propocionar un ambiente tranquilo e íntimo, pero acompañado.

Buscar una postura adecuada para el paciente, evitar cambios posturales si lo incomodan.
Especial hincapié en los cuidados básicos (boca, piel,...)

Hacer uso del tacto, del contacto físico (comunicación no verbal).

Evitar intervenciones que puedan producir incomodidad y dudoso beneficio al paciente (aspiración de secreciones, enemas, sondajes,...).

Insistir en temas que para la familia son importantes: la falta de ingesta o deposiciones son consecuencia y no causa de la situación.

Suspender todos los fármacos que no sean imprescindibles. El tratamiento debe ser sencillo, eficaz y siempre por escrito, mejora la comunicación con la familia y con otros profesionales, y puede evitar que el paciente acabe agonizando en urgencias.

A veces, es necesario informar sobre cómo reconocer que ha muerto.


"Un hombre que sepa escuchar puede oir incluso cosas que aún no han sido dichas"
G.Jennings



2 comentarios:

C.S dijo...

... espero que aunque te vas de vacaciones... MUY MERECIDAS. Sigas escribiendo :)
Te tendré vigilada... jiji!!

Violeta dijo...

Supongo que desde las cumbres nevadas en algún momento encontraré la ocasion y podré conectarme,...estoy enganchada a esta fiesta :)