Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



miércoles, 4 de marzo de 2009

...and the winner is:



Volver a empezar, o Begin de Beguine, es la historia de un nuevo comienzo, tal y como dice el título, de volver a los orígenes, volver atrás, hacer un viaje en el tiempo y regresar donde lo dejamos.

Es la historia de un hombre, que ahora, al fin de sus días, quiere olvidar la segunda parte de su vida y volver al principio, volver a empezar.



Antonio Miguel Albajara (Antonio Ferrandis) es un hombre ya mayor, aunque no es un anciano. Es el año 1981 y acaba de recibir el Nobel de literatura en Estocolmo. Es un profesor que exilió a los Estados Unidos cuando estalló la Guerra Civil y dejó en Gijón todo su mundo, sus amigos, su equipo del Sporting y al amor de su vida... Durante cuarenta años, Albajara ha sido profesor de Literatura Medieval en la Universidad de Berkeley, California.

En Estados Unidos lleva una vida plena, se casó, tiene dos hijos, una maravillosa carrera como profesor y una estelar carrera como escritor, de ahí su recompensa con el Nobel.



Algo le hace volver a Gijón, vuelve casi de incógnito y se hospeda en un modesto hotel, cuyo director Gervasio Losada (Agustín González) con toda su buena voluntad, intenta que esté lo más agusto posible haciéndole continuos regalos, flores, cestas de frutas....

En Gijón tiene a alguien muy importante, su amor de juventud, Elena (Encarna Paso), que no le reconoce cuando se ven. Han pasado demasiados años y ella ahora regenta una galería de arte. La llama del amor surge o resurge entre ellos y vivirán como dos adolescentes una preciosa historia de amor.

También tiene un gran amigo, Roxiu (José Bódalo) de sus tiempos de jugador en el Sporting, éste es ahora un médico de renombre, y a él es al primero y único que le cuenta porqué a vuelto a Gijón.



Tiene cáncer, un cáncer terminal, le quedan como mucho 8 meses....y sólo 3 meses para seguir trabajando y llevando una vida más o menos normal. Él mantiene su frescura y su sentido del humor, mientras el pobre Roxiu tiene que reprimir las lágrimas, Albajara sonríe y hace comentarios sobre los nuevos jugadores del Sporting.

A Elena no le dice nada, pero se intuye claramente que ella lo sabe. ¿Qué sentido tiene volver a empezar sólo por volver?. ¿Qué si no se le ha perdido a un Nobel en Gijón cuando tiene su vida hecha en Berkeley?



Al final él tiene que volver, tiene su familia y su trabajo muy lejos del mar, del Sporting y de Elena...y antes de morir tiene que dejar atadas muchas cosas.

No hay más. Os puede parecer muy sosa, muy poco intrigante, muy poco entretenida. Pero no es nada de eso. Es una historia de amor y de amistad preciosa, en la que no hacen falta escenas de sexo, ni escenas de llanto para emocionarte con ella. Sólo es la historia de un hombre que intenta dejar éste mundo habiendo habiendo atado todos los cabos que le quedaban sueltos. No quiere morirse sin mirar por última vez el mar de su tierra.