Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



jueves, 19 de marzo de 2009

..SeDaCióN III

La sedación paliativa es una maniobra técnica y debe procederse según un protocolo de actuación, unas habilidades técnicas y una actitud ética.

Hay que asegurarse de que:

- Existen uno o varios síntomas refractarios. Bien porque las tentativas terapéuticas previas han fracasado o no son apropiadas en el contexto del paciente, o bien porque el tiempo real de maniobra es insuficiente para garantizar su bienestar. Debe ser consensuado por todos los miembros del equipo.

- Objetivo: disminuir el sufrimiento. No disminuir el nivel de conciencia más allá de lo necesario para garantizar la confortabilidad del paciente.

- Consentimiento. Es suficiente con el consentimiento verbal y que quede reflejado en la historia clínica. Puede obtenerse el consentimiento verbal del mismo paciente si anteriormente hemos hablado del tema con él, o bien de forma delegada, conociendo los valores y deseos que habitualmente ha manifestado el paciente a la familia y/o al equipo. Además en la historia clínica deberían figurar los procedimientos terapéuticos utilizados que justifiquen la refractariedad del síntoma y el proceso de ajuste de la sedación, con valoración de los parámetros de respuesta, utilizando p. ej. la Escala de Ramsay.

Es muy importante que la familia participe en el proceso de toma de decisiones, explicándoles la situación actual y lo que esperamos conseguir, así como los efectos esperados como consecuencia de la disminución de conciencia, siempre utilizando la duda razonable, ya que nosotros tampoco sabemos a priori el nivel de conciencia preciso para controlar la situación.

Comité de Ética de la SECPAL



“Chiang Tzu soñó que era una mariposa.
Al despertar ignoraba si era Tzu el que había soñado que era una mariposa
o si era una mariposa la que estaba soñando que era Tzu.”
Lao Tsé