Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



lunes, 30 de enero de 2012

Tengo menos tiempo para...



Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
'Conté mis años y descubrí que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante que el que viví hasta ahora....’ Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos sabiendo que no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros y ventajeros.
Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un cargo.
Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos. 
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa. Sin muchas golosinas en el paquete....
Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana. 
Que sepa reír de sus errores.
Que no se envanezca con sus triunfos. 
Que no se considere electa antes de hora.
Que no huya de sus responsabilidades. 
Que defienda la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez. Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas... Gente a quien los golpes duros de la vida le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.
Sí... tengo prisa por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me quedan. Estoy seguro que serán más exquisitas que las que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Espero que la tuya sea la misma porque, de cualquier manera, llegarás.
” Vivamos intensamente Hoy, que Mañana es un tiempo que existe solo en nuestros sueños”.


MARIO ANDRADE (1893-1945) Poeta, novelista, ensayista y músico brasileño.

domingo, 29 de enero de 2012

CoMuNiCaNDo...

Porque al lado de cada paciente hay un cuidador y una historia, los equipos de Cuidados Paliativos deberían contar siempre, además de médico y DUE, con apoyo psicológico. No es nuestro caso.

Traspasar la puerta de una casa es entrar en un mundo poblado de otras vidas que se cruzan, se separan, se abrazan, se extravían. No es que uno entre a machetazos, apartando ramas para poder atravesar la selva, sino que se sumerge y resbala hasta mundos infinitos y lugares remotos. No puedes evitar empaparte de miedos intrusos, de historias que se remontan al pasado de sus protagonistas y que desvelan algunas claves de las situaciones y posturas del presente.

A veces se verbalizan a borbotones, con una necesidad imperiosa de que alguien ayude a reafirmar actitudes, otras salen de a poco, como secretos íntimamente revelados que necesitan del eco para volver y ser reconocidos, otras manan mansamente, se van colando entre las rendijas, sutiles tras las comas y los puntos,... escuchamos, compartimos, intentamos ayudar y, sobretodo, nos sentimos unas privilegiadas porque, aún rodeadas de muerte, cada día aprendemos más acerca de esa brillante tela de araña que es la vida.




domingo, 22 de enero de 2012

eL DoLoR aJeNo...












A veces se sufre demasiado dolor ajeno. El dolor ajeno se perfila como un tatuaje que penetra en la propia piel, tan hondo que las buenas ideas no llegan a dibujarse apenas, los pensamientos se diluyen antes de colorearse y los sentimientos se enredan en las ramas curvas y quebradizas de las emociones amargas.

A menudo se necesita olvidar, apartar algunos sentimientos que te pueblan a diario, para dejar espacio a las emociones renovadas que aguardan cualquier mañana, que surgen del resplandor de esa luna recortada en la noche, tras cada paso dado, en un beso, en una palabra, entre el rumor de las hojas pisadas al caminar, vibrantes en el murmullo del agua que corre, alegre y cantarina. En fin, en todo lo que sigue ocurriendo a tu alrededor mientras vives otras vidas.

El cambio ocurre a veces de manera tan rápida que uno pasa del verde al amarillo sin solución de continuidad. Pisando de puntillas, apenas una mirada, un olor, un gesto, un suspiro sirve para abrir la caja de pandora que llevaba tiempo esperándote, por supuesto, en el lugar de siempre.




lunes, 16 de enero de 2012

ReCueRDoS...

Tras hablar con tu hija, hoy he encontrado una foto tuya...

Así te recuerdo Josefa. Un beso fuerte ahí donde estés.


Hay dos maneras de vivir la vida:
una como si nada es un milagro,
la otra es como si todo es un milagro.

Albert Einstein




jueves, 12 de enero de 2012

CoNTaR PaRa No oLViDaR...

Josefa siempre fue una mujer activa, vivaracha y con una risa de niña grande. Su vida fue dura, trabajó de casi todo y hasta hace bien poco trajinaba por el huerto y se subía a una escalera que apoyaba en los árboles para coger la fruta y cargarla después, sin una duda, en cestos que a mí me costaba levantar.

Tiene 84 años y desde hace unos cuantos padece diabetes (con lo que le gusta el chocolate y el melón!), una recién diagnosticada demencia que empaña su memoria como un cristal en invierno y una artrosis que duele pero que no le impide ir y venir, hacer y deshacer, amar y reír, tumbarse en la hierba cuando hace calor, dar de comer a los gatos, regar las plantas... y que sé yo cuantas cosas más.

Su marido fumaba mucho y cuando falleció, al ir a enterrarlo, ella dejó encima del féretro varios cigarrillos por si le apetecían allá arriba.

Hace una semana sufrió un ictus severo que la tiene postrada en un coma profundo en una cama del hospital. Su cara es plácida, permanece dormida, como si una noche cualquiera la hubiera sorprendido el sueño. Pareciera que en cualquier momento fuera a abrir los ojos, mirar a sus hijas y decirles que qué hacen allí mirándola.

A Josefa le gustaba contar cuentos y cantar y, en estos días de trajín, sus hijas han descubierto un tesoro, su legado. En su casa, bien cuidados y ordenados, había varios cassetes, de esos que sólo conocemos los que tenemos cierta edad, con canciones, cuentos e historias grabadas por ella, además de un diario que escribía desde hace varios años. "Lo mejor que tengo: mis tres hijas".

Sus dos hermanas mayores hace años que padecen la enfermedad que borra los recuerdos y ella tenía miedo de que le pasara lo mismo, le había dicho en alguna ocasión a su hija. Por eso recordaba y lo contaba, y si con el pasar del tiempo algo se olvidaba, lo podría volver a escuchar o leer y así traerlo de nuevo a la memoria.

El día en que la entierren, en los bolsillos de su vestido llevará chocolatinas, de las que se guardaba en la bata cuando creía que nadie la veía y, puede ser, que una de sus canciones la acompañe en su último viaje.

Ha disfrutado de la vida hasta el último instante y, probablemente, ha sido muy feliz.

No es paciente mía, su hija es mi amiga.




domingo, 8 de enero de 2012

SoÑaNDo...

El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo.

El segundo síntoma de la muerte de nuestros sueños son nuestras certezas.

El tercer síntoma de la muerte de nuestros sueños es la paz. La vida pasa a ser una tarde de domingo, sin pedirnos cosas importantes y sin exigirnos más de lo que queremos dar. Pero, en verdad, en lo íntimo de nuestro corazón, sabemos que lo que ocurrió fue que renunciamos a luchar por nuestros sueños.


"El Peregrino de Compostela". Paulo Coelho.


No duermas para descansar, duerme para soñar.
Porque los sueños están para cumplirse.

Walt Disney



jueves, 5 de enero de 2012

Ahhhhh!!

Ahhhhh!!
Y no os olvidéis de dejar el zapato esta noche en la ventana.
Seguro, pero seguro, que mañana estará lleno de cosas realmente buenas !!!!!!
A veces, son del tipo de las que no se ven, son invisibles a los ojos......
esas suelen ser las mejores.







CóMo Se SieNTeN....

Probablemente ya lo conoceréis, pero sigue siendo una forma muy original de entenderlo....





domingo, 1 de enero de 2012

APreNDienDo...

Aprendí que no se puede dar marcha atrás,
que la esencia de la vida es ir hacia adelante.
La vida, en realidad, es una calle de sentido único.
Agatha Christie