Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



jueves, 9 de marzo de 2017

LoS aMiGoS...

 
Tal vez por mi timidez y por ser poco habladora, nunca he tenido una gran cantidad de amigos. Es cierto que por mi vida ha pasado mucha gente, amigos de verdad, conocidos y otros que siendo amigos tuve que dejar de lado por no ser demasiado convenientes para mi “salud mental”. Aún así todos me han enseñado algo.

Con el tiempo me fui quedando con aquellas personas que simplemente me querían por ser yo. Y aunque pueda parecer extraño, estas amistades oscilan entre los 30 y los 85 años. ¿Por qué tanta diferencia de edad? Pues simplemente porque todos a su manera aportan su granito de arena para construir mi camino.

Tengo un grupo de amigos que llevan conmigo media vida y otros que habiendo llegado más tarde, han decidido quedarse. Sobre ellos me apoyo y de ellos saco en muchas ocasiones la fuerza necesaria para seguir adelante. Gracias a su amor, a su apoyo, a su paciencia y su confianza infinita en mí. Saben que todo eso y más es recíproco y sé a ciencia cierta que lo seguirá siendo.

Me siento afortunada por tener gente a mi lado con  calidad humana. Gente especial, que me ofrecen todo lo que tienen sin pedir nada a cambio y sin hacer ningún reproche.

Son mi apoyo incondicional en éstos meses de enfermedad, con ellos me desahogo y recobro fuerzas.


Como dice Ariel Rot en unas de sus canciones:
Como un capitán extraviado y errabundo

vagando por el espacio en esta nave sin rumbo.

Entre estrellas y cometas vivo volando.

Entre estrellas y cometas siempre viajando.

 

Espero que sigamos viajando muchos años más.


Paula Cruz